Notas

Isaac Raya, un creador de voz y conciencia en sus estudiantes de Petaluma


Isaac Raya, un creador de voz y conciencia en sus estudiantes de Petaluma

El destacado profesor de Historia de EE.UU.  afirma que el potencial de un estudiante no puede ser desbloqueado a menos que confíen en su maestro.
Jorge Luis Macías

Isaac Raya descubrió que ser un ayudante de casos en un despacho de abogados no era lo suyo y decidió demostrar  que su mejor desempeño era como maestro.

Él comenzó como profesor de apoyo familiar y maestro sustituto por un año en O’Farrell Community School de San Diego (2002-2005), y en la secundaria Kenilworth Junior High School de la pequeña ciudad de Pelatuma, en el condado Sonoma, y  lleva años consecutivos como docente hasta el presente.

“Tenía 25 años cuando decidí cambiar de carrera”, dijo Raya. “Comencé a enseñar a los 28, y esto me apasiona”.

La enseñanza para el maestro Isaac no significa exclusivamente haberse graduado, contar con un salón de clases y un grupo de niños, sino que para él implica tener el don y las cualidades necesarias para lograr educar y ser parte importante en la vida del futuro de sus alumnos.

Actualmente enseña Historia de los Estados Unidos, por lo que va de la mano con el estudio más amplio de Ciencias Sociales y su licenciatura en Ciencias Políticas en UC Davis.

“Las Ciencias Sociales son mi carta  de presentación,. me permiten enseñar desde Economía a Gobierno e Historia. También enseño una sección de una clase de Difusión Televisiva”, explica Isaac.

La educación rinde frutos
Raya habla perfecto español, aunque en su historia personal, cuenta que sus abuelos del lado materno no le enseñaron español a su madre. Ella aprendió el idioma de Cervantes en la escuela y la universidad.

“Mi abuelo sólo tenía una educación secundaria parcial, y mi abuela sólo se graduó del octavo grado. Por ello, mi abuelo hizo hincapié en la educación de sus hijos.”.

Como resultado, todos sus hijos se graduaron de universidades, y dos de ellos se convirtieron en maestros. La madre de Isaac Raya también era una profesora. Sus abuelos paternos emigraron de Michoacán y Jalisco. Su abuelo, José Raya, era carpintero y construyó la casa de su padre, donde Isaac creció con otros 8 hermanos y hermanas.

El padre de Isaac nunca se graduó de la universidad, pero se convirtió en Oficial de Policía.

Por ello, la educación se hizo hincapié en la casa de sus padres.

“Como niños, éramos muy competitivos ”, recuerda. “Cada uno de mis 3 hermanos y mi hermana tienen títulos de Universidades: UC Davis, UC San Diego, UCLA, Cal Poly San Luis Obispo y Sacramento State. El rango de grados va desde Ciencias Política, Matemáticas, Fisiología, Economía y Ciencias de la Construcción”.

Creados igualmente
De esta forma, para Isaac la principal enseñanza que siempre ha querido darles a sus estudiantes es que ellos entiendan que todo el mundo es creado por igual y deben ser tratados de la misma manera.. Su trabajo es mostrar los errores que se han hecho en nuestro país, así como la forma en que la gente luchó por esta idea de igualad para que Estados Unidos pueda ser el gran país que es para todos. Esta cualidad, no todos suelen tenerla.

Los maestros como Isaac Raya suelen impactar en la vida de los estudiantes y cuando  tienen esas habilidades y cualidades, personas como él pueden lograr motivar e inspirar a sus estudiantes a construir y alcanzar sus sueños, formando personas  integrales, responsables y capaces de crear una huella imborrable en la sociedad y forjar un futuro mejor.

De la misma forma, asegura que el desafío de dar a cada estudiante la oportunidad de tener éxito ha moldeado su filosofía educativa para proporcionar un modelo de aprendizaje colaborativo basado en proyectos, en un ambiente diseñado para la interacción con los alumnos.

En su aula, los estudiantes se movilizan para votar, debatir y enseñar en grupos flexibles, y él usa un podio sobre ruedas con una estación de computadora inalámbrica para entrelazar la comunicación a través de la sala y la conferencia con los estudiantes.

Su aula es un sitio de laboratorio y de proyecto, no una sala de conferencias. Está centrada en el estudiante, en un lugar donde los estudiantes aprenden creando en dispositivos digitales. Su trabajo se visualiza y manipula en un pizarrón inteligente interactivo para retroalimentación inmediata y evaluación por pares.

Creando voz y conciencia
Es que en la secundaria Kenilworth, tanto Raya como todo el personal está comprometido a proporcionar oportunidades para que todos los estudiantes sean desafiados por un currículo riguroso y relevante.

Y aunque la clase de transmisión televisiva a través de KTV está fuera de sus credenciales, así comienza un día típico en la vida del maestro Raya, junto a su colega Laura Bradley. Revisa el guion, carga una memoria externa con gráficos y música y se dirige al estudio de grabación.

Raya enseña esta clase porque tiene interés en capacitar a los estudiantes para que den a conocer sus opiniones, que su voz sea escuchada en el noticiero diario y para que puedan contar sus historias a una gran audiencia. Cada episodio es compartido en las redes sociales y luego regresan a sus salones, donde la clase está en sesión.

Ese es el empoderamiento por el cual Isaac Raya es reconocido.

“El potencial de un estudiante no puede ser desbloqueado a menos que confíen en su maestro, así que trabajo duro para construir la confianza con ellos”, declara.

Su alumna Paige Saraya-Jade Bevis, a los 13 años de edad, era una luchadora del séptimo grado; ya que los problemas de salud de su madre soltera le causaron problemas de ansiedad y salud”. Paige declaró que aprendió a confiar en su maestro por ser una de las pocas chicas en un equipo de lucha libre. Ella luchó y me atribuye los valores que le enseñé con su éxito (octavo lugar en los Campeonatos de Lucha Libre de CA State High School).

Raya indica que Paige nunca se rindió, aún cuando perdía la mayoría de sus luchas, porque el entrenador siempre recompensaba el trabajo duro y el orgullo del equipo por encima del éxito y el ego personal.

Ello es justamente lo que él busca de sus alumnos: que nunca se rindan, a pesar de los tropiezos.

En la Lotería de California estamos orgullosos de apoyar a los maestros y a las escuelas públicas y creemos en el potencial de nuestros niños. Imagínate las posibilidades.