Notas

5 consejos interesantes para el progreso escolar


5 consejos interesantes para el progreso escolar

La confianza mutua entre maestros y alumnos crea ambientes de éxito académico.
Jorge Luis Macías

Cuando los maestros confían en la habilidad de un estudiante para aprender de manera independiente, su relación es más fuerte: los maestros son entonces capaces de asumir un papel más de “facilitador” y observar al estudiante activamente aprendiendo. Los educadores también reconocen que cuando se les permite a los niños aprender a través de la experiencia y presentar ejemplos reales de la vida cotidiana, hay mucho menos tiempo dedicado a la gestión del comportamiento. La capacidad de atención y retención de un niño también es más larga.

Ana Robles
Ana Robles profesora de la escuela Garfield High School en California.

“Mi maestra [Anna Robles] bromea en clase y me hace reír, especialmente cuando me siento mal”, dijo Vanessa Torres, alumna en la preparatoria Garfield del Este de Los Ángeles. “Me gusta cómo ella habla de su vida y me hace pensar en todo lo que a mí me sucede”.
En efecto, Anna Robles, profesora del décimo grado se ha propuesto, ser un modelo de vida a seguir para sus alumnos, especialmente en lo que respecta a sus hábitos personales de salud. Robles es maestra de la clase de español, pero su pasión por la enseñanza no tiene límites: brinda consejos para que sus alumnos adopten hábitos alimenticios saludables. Su alumno, Abel Sarabia Peña, afirma que la motivación obtenida le ayudó a dejar de consumir comida “chatarra”.

Es que, cuando a los niños se les brinda un ambiente rico para explorar, ellos usan naturalmente procesos científicos para descubrir el mundo que les rodea, por lo que habría de añadirse que:

1.Los niños no son pizarras en blanco sobre las cuales los adultos registran el conocimiento.

Los cerebros de los niños son mucho más poderosos e intuitivos de lo que un adulto jamás hubiera imaginado. A medida que se hacen cada vez más investigaciones sobre el impacto de la educación temprana en los niños, los resultados continúan señalando una conclusión sorprendente: por sí mismos logran las respuestas y descubren su capacidad de actuar en su propio beneficio.

 2. Invitarlos a pensar, ofreciéndoles temas interesantes, controversiales y de alto interés para ellos.

Para ello, Mar Cañizares, profesora de español en Schurr High School de Montebello utiliza estrategias didácticas que hacen de los estudiantes una parte activa de su aprendizaje. Después de una lectura, ellos escriben sus propias preguntas en vez de seguir las preguntas del libro y los compañeros las responden. De esta manera, el estudiante reflexiona más profundamente sobre la lectura y se adueña de su aprendizaje.

3. Involucrar a los niños en la planificación y la reflexión mejorará sus capacidades predictivas y analíticas.

Cuando se piensa en un plan de estudios en acción, se supone que el maestro planifica la lección y luego los niños la llevan a cabo. Pero cada vez más, los educadores están viendo la importancia de enseñar a los niños a planificar. De hecho, la Fundación de Investigación Educativa Alto Alcance encontró que los estudiantes que tenían la oportunidad de aprender a planificar sus actividades, se desempeñaban mejor en lenguaje y otras habilidades. Cuando un niño es llevado al proceso de planificación y reflexión, se le obliga a evaluar qué conductas y acciones son necesarias para completar una tarea. Cuando el plan no funciona, entonces deben analizar por qué no lo hizo y lo que debe hacerse para retomar el camino.

Antonio Marquez
El maestro Antonio Márquez junto a los estudiantes de la Escuela Garfield High School en California

“A mí me gusta preparar a mis alumnos a que sean comunicadores eficientes, pensadores críticos y que tengan el carácter y la integridad necesaria para enfrentarse a la vida”, dice el profesor Antonio Márquez, con mucha frecuencia dice a sus estudiantes que formen sus propias ideas basadas en hechos, que no siempre se dejen influir por los adultos, que sean analíticos, reflexionen y estén conscientes de su entorno.

4. Reforzar las capacidades de los alumnos como exploradores confiados para construir su confianza y capacidad para adaptarse.

Uno de los momentos más impactantes para un estudiante es cuando entiende que un maestro cree en su capacidad de aprender. Este impulso de confianza activa los ya existentes mecanismos de aprendizaje disponibles en el cerebro y ayuda a impulsarlos hacia delante para descubrir nuevas cosas en el mundo.

“Yo amo a Miss Vanessa Favela”, comenta Moíses Guzmán, estudiante del grado 12 en Schurr High School, especialmente cuando ven documentales o videos sobre la historia del mundo, o también, cuando comparten dialogo sobre la música de los años 80’s.

5. Los niños que se animan a hablar consigo mismos en voz alta tienen mayor probabilidad de aprender.

Está demostrado que pararse delante de un espejo y ensayar una presentación o un diálogo es un método útil de aprendizaje y autoanálisis. El Consejo para los Niños Excepcionales incorporó la idea de la auto-charla en un artículo sobre el aprendizaje de los estudiantes.

Si un estudiante está trabajando en un problema de matemáticas o un concepto difícil, la auto-charla puede ayudar con el razonamiento y la lógica. Hablar en voz alta, activa otro de los cinco sentidos, el oído, y posiblemente puede captar detalles minuciosos que los ojos mantienen desaparecidos cuando el niño revisa el problema una y otra vez. Este concepto también funciona con la escritura. Si un niño lee su informe o párrafo en voz alta, el oído es más capaz de recoger las frases incómodas que simplemente usando los ojos. La maestra Favela asegura que, en ocasiones, los estudiantes solamente necesitan una persona que los oriente académicamente y les enseñe a saber “que son poderosos y pueden lograr lo que quieren ser en la vida”.

En la Lotería de California estamos orgullosos de apoyar a los maestros y a las escuelas públicas y creemos en el potencial de nuestros niños. Imagínate las posibilidades.