Notas

María Medina Pérez: Del fracaso en una materia a maestra de Matemáticas


María Medina Pérez: Del fracaso en una materia a maestra de Matemáticas

María Medina Pérez es maestra de Matemáticas desde hace 15 años en la South Gate High School de Los Ángeles. También se dedicó cinco años como entrenadora de instrucción. Su desempeño como educadora ha sido premiado  en más de una ocasión por el LAUSD Teacher of the Year 2015-2016 y Los Angeles County Teacher of the Year, así como finalista del California State Teacher of the Year. A los 18 años tuvo el primer acercamiento a lo que sería su vocación de por vida. En su primer año como alumna de Occidental College, Medina Pérez se enfrentó a retos de enseñanza que le hicieron sentir inferior ante sus compañeros con mayor nivel educativo y económico (aún cuando se había graduado de la Garfield High School con muy buen promedio académico). Así fue su primer paso a la vocación de educadora, cuyos fracasos estudiantiles fueron motivación suficiente para anhelar convertirse en maestra.

A pesar de que en Occidental College Medina Pérez se sintió frustrada por ser la calificación más baja de su clase en comparación con los otros alumnos, allí tuvo la oportunidad de conocer a Nalsley Tinberg, la profesora que le ayudó a continuar perseverando en sus estudios.  Además, la que le hizo darse cuenta que su futuro era seguir los pasos de Tinberg y convertirse en maestra, para así ayudar a otras personas a que no se rindieran y lograran encontrar el camino al éxito, independientemente de los problemas sociales y educativos que enfrentaran. El apoyo de Tinberg constituye una parte importante en la trayectoria de la maestra y la recuerda como la persona  que la ayudó en su superación personal. Medina Pérez agradece a su profesora por haberla ayudado en la búsqueda de sus talentos ocultos y motivarla a sobresalir en medio de todos los obstáculos que atravesó durante sus primeros años de universidad.

No obstante, aunque a Medina Pérez se le hizo muy difícil aprender Matemáticas mientras era estudiante universitaria, curiosamente decidió convertirse en maestra de dicha materia; la cual lleva ejerciendo por más de 10 años y siente mucho orgullo de enseñar. Hoy día como educadora de Álgebra y Pre-cálculo (sus clases favoritas), busca que sus estudiantes sientan cariño por sus cursos y que se den cuenta que pueden ser exitosos en las Matemáticas o cualquier otra asignatura sin importar el nivel de comprensión que tengan.

Enseñanza que trasciende las páginas de un libro
La enseñanza principal que Medina Pérez quiere transmitirle a sus estudiantes, está basada en los descubrimientos de sus alumnos; su forma de pensar, razonar y resolver problemas. Por ello, emplea su enseñanza a través de la escritura. De esta manera, el estudiante analiza y lleva a cabo un proceso mental que le sirve como una ventana al conocimiento ya aprendido. Además, aplica material desafiante y complejo, para así prepararlos para competir contra cualquier nivel social y económico. De hecho, con su ejemplo de superación les demuestra que la mente puede desarrollarse  y aprender lo que desee con un poco más de esfuerzo.

Para Medina Pérez es importante crear ambientes de clases en donde los alumnos se sientan cómodos tomando riesgos y aprendiendo de ellos y sus compañeros. Una atmósfera educativa en la cual los fracasos sean la base de los triunfos y la ayuda mutua sea necesaria durante las caídas.

Por medio de su oficio, la profesional cree que el maestro es capaz de facilitar el entendimiento del contenido y hacer una diferencia en la vida de los jóvenes, a los cuales se les brindan las herramientas adecuadas para elegir una carrera y entrar a la universidad, ya que muchos las perciben como una meta imposible. En particular, entre la comunidad hispana que reside en los Estados Unidos.

Su experiencia en el campo de la educación le ha dado la oportunidad de impactar la vida de muchas personas. Por consiguiente, siente una pasión muy grande a la hora de promover entre sus alumnos una educación a largo plazo, que les permita construir un futuro exitoso. La maestra cree que para lograr el objetivo se requiere de dos tipos de aprendizaje: el que se obtiene en la escuela, así como el de las experiencias de vida. En el caso de esta profesora, lo fue su pasado y las constantes luchas que enfrentó cuando estudiaba.

En la Lotería de California estamos orgullosos de apoyar a los maestros y a las escuelas públicas y creemos en el potencial de nuestros niños. Imagínate las posibilidades.